Ejercicios para calentar la voz

Los ejercicios para calentar la voz son fundamentales para mejorar la calidad de los sonidos que emitimos y prevenir lesiones. Antes de utilizar la voz, realice estos ejercicios para calentar la voz.

1. Relajación: con frecuencia la tensión muscular que ocurre durante la respiración interfiere en la producción efectiva de la voz pues esta tensión se extiende a los músculos de la laringe. Cierre los ojos, respire normal y luego exhale, repítalo varias veces. Asegúrese de que sus hombros y el pecho estén bajos y relajados note su respiración en el abdomen y que no existen tensiones en el pecho ni el cuello. Puede colocar una mano sobre el abdomen para recordarle que debe mantener el foco bajo y lejos del pecho y los hombros. Mantenga una “s” al exhalar, como si fuera un silbido.

2. Libere la mandíbula: Reduce la tensión en la zona de la boca y la mandíbula mientras habla y canta.  Coloque los talones de cada mano justo debajo de la mejilla, masajee los músculos y deje que su mandíbula se abra pasivamente. Repítalo.

3. Trino en labios: el silbido o trino libera la tensión en las cuerdas vocales. Coloque sus labios ligeramente juntos para liberar el aire en un flujo constante.  Pruebe con la “h” y “b”, después deslícese suavemente hacia sonidos graves y agudos, dentro de su zona de confort.

4. Trinos en lengua:  Coloque su lengua detrás de los dientes superiores. Exhale manteniendo un sonido “r”. Sostenga el sonido y mantenga la respiración conectada. Ahora trate de variar el tono hacia arriba y abajo de la escala, dentro de su zona de confort.

No desesperes, sigue con estos ejercicios para calentar la voz. Todos son importantes. Respira tranquilamente y sigue

5. Escalas: Proporciona el máximo estiramiento en las cuerdas vocales. Sostenga un “mi” y deslícese desde los tonos bajos hacia los altos. Trabaje en su zona de confort y no intente llegar mas allá tras cada repetición.  Ahora revierta la escala desde los altos con un sonido “i”.

6. Zumbido: Mejora el foco de resonancia del sonido y continúa el trabajo con estiramiento máximo en las cuerdas vocales. La postura de la boca se hacen fácilmente fingiendo que está chupando en espaguetis durante una inhalación. En la exhalación hacer un “vuuu” que sonará como un zumbido sostenido durante unos segundos. Realice ascensos y descensos en la escala.

7. Más zumbidos: enfatiza las vibraciones anteriores y frontales en los labios, dientes y huesos de la cara. Comience con los labios cerrados suavemente, la mandíbula en libertad,  tome una respiración fácil y exhale mientras dice “jum”. Deslícese desde un sonido bajo 8.

8. Refresque la voz: no te olvides de refrescar tu voz después de un amplio uso vocal, tarareando suavemente y sintiendo el foco del sonido en los labios.

Realice los ejercicios para calentar la voz diariamente sobre todo si usted utiliza la voz durante largos periodos de tiempo. Evitará lesiones y mejorará la calidad de los sonidos que emite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *