Rinoplastia: armonización de la nariz y mejor respiración.

La rinoplastia es la técnica quirúrgica que tiene como finalidad la corrección de la forma externa de la nariz, aportando armonía y mejorando las proporciones de la nariz. Pero este no es el único objetivo de la cirugía, la rinoplastia busca mejorar la función respiratoria de la nariz, aliviar la obstrucción nasal y crear un adecuado paso de aire que permita una respiración cómoda y sin obstáculos. En la mayoría de los casos, la estética  y la función nasal  son tratados en el mismo procedimiento.

Cirugia Integral Estética y Funcional, la rinoplastia moderna. Clásicamente el paciente tenía que elegir entre función y forma de la nariz, asumiendo que una mejor estética nasal implicaba un empeoramiento de la respiración. Hoy día esta afirmación no es válida. ¡De nada sirve tener una nariz bonita que no permita respirar! Las técnicas modernas de rinoplastia permiten armonizar la nariz y facilitar la respiración.

Muchas son las deformidades que pueden ser tratadas, pero no podemos ni debemos hacer una nariz completamente nueva y sí mejorar la simetría, la longitud y la anchura de la nariz; reducir caballetes, aliviar depresiones del dorso, tratar puntas caídas … Estas mejoras, reducirán el defecto y armonizaran la nariz y la cara de nuestro paciente.

¿Cómo se realiza la rinoplastia?

En nuestro centro apostamos por la rinoplastia abierta, en la que una pequeña incisión realizada en la piel de la columela permite el acceso a todos los cartílagos y huesos de la nariz. Esta técnica nos permite un mayor control de los cambios realizados, un menor tiempo quirúrgico y un mejor abordaje de la punta nasal.  Al final del procedimiento, la piel es resituada y la pequeña incision suturada. La pequeña cicatriz en la piel entre las fosas nasales sera apenas perceptible.

Antes de la rinoplastia  evaluamos y planificamos concienzudamente el proyecto quirúrgico de cada paciente:

  1. Evaluamos la función nasal: rinometrías, rinoscopias y endoscopias nasales. Con ellas detectamos correctamente la localización de las desviaciones del tabique, las estrecheces y la posible afectación de los senos paranasales.
  2. Analizamos la nariz, su relación con la cara y englobada en la constitución general del paciente. La nariz es un elemento muy importante en la belleza de la cara pero ella no está sola. Su relación con los ojos, la boca, los pómulos y las orejas es fundamental. Una cara bonita es aquella que presenta armonía, con rasgos característicos y sin elementos distractores evidentes, como una nariz fea.
  3. Fotografía y análisis matemático facial. Es el método objetivo para el correcto análisis de la nariz. Con la medida de ángulos y distancias se hacen evidentes deformidades ocultas y permite diseñar un adecuado proyecto quirúrgico.
  4. Simulamos los cambios estéticos mediante softwares específicos de cirugía plástica facial. No son la muestra del resultado final pero nos permite analizar los cambios que diseñamos y cómo funcionarán  de forma individualizada.

El postoperatorio de la rinoplastia también ha mejorado. Ocasionalmente el paciente requiere ser taponado y el ingreso hospitalario solo dura unas horas. Durante unos días llevará una ferula de protección nasal y será tratado con analgésicos, antibióticos y frío para evitar la formación de hematomas.

Si usted necesita una rinoplastia, no lo dude, ¡consultemos!. Analizaremos individualmente su caso y propondremos las mejores soluciones.