Rehabilitación vestibular

Tratamientos del vértigo

Los vértigos están provocados por una alteración en la función en alguno de los órganos del sistema vestibular: canales semicirculares, utrículo, sáculo, nervios vestibulares, sistema visual y sistema somatosensorial. Todos estos órganos envían información precisa sobre la situación del cuerpo y del entorno hacia el cerebro, que la integra y organiza. Dado que la información que parte del órgano alterado es incongruente con la información que aportan el resto de órganos, se produce una crisis vertiginosa con mayor o menor sensación de movimiento de objetos, nauseas, vómitos y sudoración.

Con ayuda de tratamiento y el paso del tiempo, el cerebro pondera nuevamente las informaciones que le aportan los órganos del equilibrio y se reduce la sensación vertiginosa. Pero dado que la disfunción persiste, también persisten ciertas inestabilidades  tanto para mantener la postura como para mantener la mirada en los objetos del entorno. Esta inestabilidad puede mantenerse meses e incluso años.

La Rehabilitación Vestibular es uno de los tratamientos necesarios en los pacientes que padecen de desordenes vestibulares. El tratamiento consiste de unos ejercicios específicamente diseñados para cada caso individual, compuestos de movimientos repetitivos y maniobras sistemáticas, incruento y sin riesgos para el paciente. Este tratamiento es efectivo en el 90% de los pacientes con problemas de inestabilidad.

La rehabilitación vestibular busca la compensación de las informaciones que llegan al cerebro desde nuestros oídos, ojos y extremidades y salen del cerebro hacia los ojos (para estabilizar la mirada) y hacia los miembros inferiores (para mantener la postura).

¡Llámenos y le informaremos!