Acúfenos… de las causas y su tratamiento

¡Hoy día sabemos mucho de los acúfenos! ¿Puedo decirlo más claro? Cansado, estoy cansado de demostrar que hoy día los otólogos sabemos mucho de los acúfenos. ¿De qué? Vale mejor empiezo por el principio.

Los acúfenos son los pitidos en los oídos.

Mas del 20% de la población escucha pitidos o todo tipo de ruidos (maquinas, mar, grillos etc)  sin que haya una fuente sonora que lo origine. Esto es lo que conocemos como acúfenos. Y pueden ser fluctuantes y puntuales o bien ser continuos y discapacitantes.

Somos muchos los que escuchamos este tipo de ruidos y sólo algunos se ven afectados en su vida diaria y requieren de evaluación y tratamiento por los medicos otorrinolaringólogos. Yo, como otólogo, atiendo muchos pacientes de acúfenos a la semana. Personalmente me satisface tratarlos ya que más del 80% de los pacientes alcanzan la habituación… luego os lo explicaré.

Durante el estudio, la evaluación y la instauración del tratamiento, paso largos ratos de charla (consejo terapéutico) con mis pacientes. Les explico las causas, el motivo de su aparición y la forma de tratarlo. La gran mayoría de mis pacientes acuden a consulta totalmente desesperados. Desesperados por la mala información que han recibido por parte de foros, amigos, familiares… y de algunos profesionales de la medicina.

¡Mala información de los profesionales! sí y tiene sus motivos. Bien es cierto que la medicina es muy extensa, la otorrinolaringología también. También es cierto que el conocimiento eficaz de los acúfenos y su tratamiento es relativamente reciente (no mas de 15-20 años). Además, no hemos sabido explicar bien todo lo que rodea al tratamiento del acúfeno. Ahora lo intentamos con un curso de acúfenos para profesionales.

Con frecuencia los pacientes son informados de que “… no conocemos sus causas y no hay tratamiento eficaz para ellos”. Esto es doblemente falso: conocemos las causas que los provocan y por supuesto, los tratamientos que debemos emplear. Tratamientos con un éxito superior al 80%.

Resolvamos otra vez los mitos mas frecuentes:

  1. Conocemos las causas de los acúfenos.

Las causas de los acúfenos son conocidas mundialmente y recogidas en numerosas publicaciones. Existen multitud de causas, solo tenemos que buscar la causa que ha originado el acúfeno a un paciente concreto. Las enfermedades del oído, las enfermedades neurológicas, ciertos tratamientos medicos, ciertas situaciones que causan dolor (no solo en la proximidad al oído) y las alteraciones psicológicas provocan acúfenos. Repito, solo hay que buscarlas.

A esto nos dedicamos los otorrinolaringólogos y nos ayudan otros medicos (psiquiatras, neurólogos, cirujanos maxilofaciales) y profesionales (psicólogos, técnicos en audiología protésica…). Dedicamos a ello nuestros esfuerzos.

2. Los acúfenos tienen tratamiento.

No todos los pacientes son iguales, es más, me atrevería a decir todo lo contrario: por mucho que busques no encontraras 2 pacientes iguales. Cada paciente es genuino, no en la causa que le provoca el acúfeno sino en el grado en que estos acúfenos le afectan. Por esto no hay un tratamiento universal pero si hay unas guías claras que debemos seguir. Ya lo postuló Jastreboff en la ultima década del siglo XX y después se ha confirmado, con la experiencia clínica de los diferentes centros.

El tratamiento de la causa, el consejo terapéutico y la terapia sonora son el camino para que nuestro paciente alcance la habituación. Y la habituación es que aunque escuches el acúfeno, este no te provoque ninguna molestia. Que al igual que llevas zapatos, y estos pueden inicialmente provocarte rozaduras, con el correcto uso, no notaras si quiera que los estas utilizando. En otras palabras, los acúfenos podrá estar presente pero ni siquiera te percataras de ello y por supuesto no te sentirás nada incomodo con ellos.

¡No hay pastilla milagrosa! Efectivamente, eso es cierto. No la hay porque las causas son multiples y aun no disponemos de la pastilla que reorganice correctamente nuestra percepción, al donde se alojan las percepciones, en el cerebro. Las pastillas y diversas medicaciones trataran síntomas asociados pero no trataran el problema de fondo.

Por hoy… ¡ya esta bien!. En próximas entregas hablaremos con detalle de cada aspecto.

Los acúfenos, ruidos en el oido.

Los acúfenos (tinnitus en inglés) o ruidos en los oídos son un problema de salud muy frecuente en la población que afectan a 1 de cada 5 personas. No son una enfermedad por si mismos sino el síntoma de una enfermedad, generalmente no grave, que se padece.

“Cada paciente es único y necesitamos un abordaje diferente en cada paciente”.

Porque las causas son diferentes … Existen muchas causas que desencadenan los acufenos y con frecuencia mas de una causa provocan el acufeno en un paciente. Entre las mas frecuentes se encuentran:

  1. Enfermedades del oído: otitis, alteraciones de la trompa de Eustaquio del timpano o de los huesecillos, presbiacusia, traumas sonoros, sd. Meniere, tumores del VIII par craneal…
  2. Alteraciones de la articulación temporomandibular y del cuello.
  3. Traumatismos.
  4. Enfermedades cardiovasculares (aterosclerosis, hipertensión arterial, estenosis carótideas, malformaciones arteriovenosas …
  5. Enfermedades psiquiátricas.
  6. Fármacos.

 

Porque los síntomas también lo son …

Los acúfenos no son una enfermedad en si mismos sino el síntoma de una enfermedad, que se acompaña en muchas ocasiones con alteraciones de la audición y el equilibrio, pero no en otras ocasiones.,

Muchas personas tienen acufenos pero solo el 1% de la población no consigue habituarse a ellos y sufre por ellos. Al sufrirlos, se altera enormemente la calidad de vida, desencadena fatiga, estrés, problemas con el sueño, la concentración y la memoria, depresión, ansiedad e irritabilidad. Todo ello en distinto grado según el paciente.

 

Porque la terapia milagrosa no existe aun …

  1. Aún hoy dia no existe una pastilla milagrosa que cure el acúfeno pues no hay pastilla milagrosa que cure las causas más frecuentes que los producen. Los medicamentos ayudan pero no curan
  2. El láser, los estímulos magnéticos transcraneales y la acupuntura, aun siendo eficaces en algunos pacientes no ofrecen mejores resultados que el placebo, analizados a medio plazo.

 

Pero ¡hay tratamiento! y es eficaz en mas del 80% de los pacientes tratados. Los fármacos y el tratamiento interdisciplinar son la formula.

La Tinnitus Retraining Therapy consiste en ayudar al paciente a conseguir su propia habituación al acúfeno y habituarse significa que el acúfeno, aunque siga presente, no moleste y deje de ser un padecimiento.

La habituación se consigue mediante la TRT, una terapia global, aceptada internacionalmente y que hoy día es la referencia mundial.

Se fundamenta en 3 pilares fundamentales: el asesoramiento, la terapia sonora y el tratamiento de la causa.

 

En la Clinica SENT de Granada, la Unidad de Intervención sobre el Acufeno, dirigido por el Dr. Gª-Valdecasas (introductor de la TRT en Granada) asegura el mejor diagnóstico de la causa y el abordaje global del mismo.

El equipo:

Dr. Gª-Valdecasas: Otorrinolaringólogo.

Dña. Leyre Hidalgo: Psicóloga Clínica.

Dña. Estela Alvarez: Audióloga.

Dña. Virginia Peralta: Fisioterapeuta.

 

Si padece acufenos, llámenos. Le antendemos en la Clinica SENT de Granada

Potenciales evocados auditivos, la audición de tu bebé.

Los potenciales evocados auditivos permiten detectar sorderas en niños de muy corta edad, mejorando el pronóstico de la pérdida auditiva.

¡Cuánto antes sepamos que un niño es sordo, antes lo normalizaremos!

El deficit auditivo supone tremendas limitaciones a los que la padecen y aun mas en la población infantil, que necesita escuchar para adquirir el lenguaje y ordenar correctamente el pensamiento. Y hoy tenemos tratamientos eficaces para la corrección auditiva y por tanto la normalización de los niños, para que estos adquieran el lenguaje y tengan un rendimiento escolar y humano optimo. Los audífonos e implantes cocleares ayudan en muchos casos a esta normalización, junto con el tratamiento logopédico y el apoyo familiar adecuado.

Durante años, detectar las perdidas auditivas en la niños fue un reto de difícil solución. Hoy dia, gracias a los potenciales evocados auditivos (potenciales del tronco y potenciales de estado estable) podemos explorar a niños de muy corta edad, de semanas e ¡incluso días!, y conocer si su audición es correcta o no.

Solo bastan unos minutos para conocer la audición de nuestro bebé. Los potenciales evocados auditios son una prueba indolora que utiliza unos auriculares (que envían distintos sonidos) y unos electrodos similares a los utilizados en el electrocardiograma. Un sofisticado equipo, un ambiente silencioso y un explorador experimentado permiten el diagnostico precoz de la sordera.

El resultado de estos potenciales debe evaluarse en conjunto con las evaluaciones de otorrinolaringólogos y logopedas para la concretar el diagnostico y así comenzar, cuanto antes, con el tratamiento de la sordera.

Desde hace años trabajamos en equipo otorrinos, logopedas y audiólogos protésicos para obtener los diagnósticos mas acertados e intervenir precoz y eficazmente la sordera. Somos referentes en la exploración e intervención audiológica en España.

¿Tiene dudas acerca de la audición de sus hijos? Llámenos, le ayudaremos. En unos minutos saldremos de dudas.

 

En mis baños, ¿necesito utilizar tapones para los oídos?

En verano, vuelven los baños en las playas y piscinas para mitigar el calor que soportamos y las dudas acerca de los tapones de los oídos se disparan. Normal, los baños son el origen de muchos taponamientos ticos (tapones de cera) e infecciones de oídos (otitis externas).

La pregunta que estos días ronda la cabeza de mis pacientes es ¿necesito tapones para mis baños? y esta pregunta tiene una respuesta sencilla:

Es obligatorio el uso de tapones para los oídos en pacientes que tienen perforaciones timpánicas o han sido intervenidas de ciertas afecciones del oído (intervenciones del colesteatoma y mastoidectomías).

No están obligados aquellos intervenidos de otras cirugías, que no conllevan comunicación del oído medio con el exterior, ni tampoco aquellos que han sido intervenidos de tubos de ventilación (drenajes transtimpánicos).

Es recomendado el uso de tapones en aquellos casos en los que se produzcan otitis externas de repetición por baños, taponamientos óticos por cera o en los pacientes cuyo conducto auditivo externo es tan estrecho que la expulsión del agua les resulte complicada.

Está totalmente contraindicado en el buceo, incluso a profundidades de 3-4 metros. Si los utilizamos podremos padecer perforaciones timpánicas y daños irreversibles en los huesecillos del oído medio y el caracol (oído interno).

Una vez resuelto esto, ¿qué tapón debo utilizar? Existen muchos materiales y no todos son eficaces. Los mas estancos y eficaces para evitar la entrada de agua son los moldes de baño a medida, que un audioprotesista realizará en su gabinete, o los tapones hidrófugos de cera (los más clásicos). Si su uso es esporádico, los tapones de cera pueden ser una buena solución, son higiénicos y económicos aunque su duración es muy limitada pues pierden sus propiedades tras unas utilizaciones. Por el contrario, si su uso es mas regular, utilice un molde de baño. Estos son mas duraderos, limpios y eficaces a medio-largo plazo aunque su coste es mayor (alrededor de los 40 euros/molde). Seguramente mantendrán sus propiedades durante un par de temporadas de baño.

¡Buen verano!

La otoplastia: cirugia de la orejas de soplillo

La otoplastia es un procedimiento quirúrgico que se realiza para mejorar la forma de sus orejas. La otoplastia alivia deformidades y favorece la simetría entre las orejas, reduciendo el tamaño y aportando una forma mas armónica. El tipo de deformidad de sus orejas puede ser mínimo, como un lóbulo curvado, o bien ser mayor como las orejas en copa (coloquialmente conocidas como orejas de soplillo).

¿Cuál es la edad más apropiada para una otoplastia?

A los 5-6 años los cartílagos alcanzan una conformación normal y coincide con la escolarización en educación primaria, pudiendo ser una buena edad para la intervención. Por otro lado, no hay límite superior respecto a la edad de la otoplastia.

¿Cómo se realiza la cirugía de otoplastia?

Cirugía de otoplastia en niños se realiza bajo anestesia general, mientras que en adultos puede realizarse con anestesia local con o sin sedación.

Después de la anestesia y esterilización, se realiza una incision en la parte de atrás de su oreja. Después de esto se realizaran tratamientos sobre la piel, el tejido blando y los cartílagos de la oreja hasta conseguir la   forma deseada. A continuación, se sutura la piel y se realiza un vendaje alrededor de su cabeza para aplicar presión sobre las orejas y minimizar así el riesgo de hematomas. El vendaje se retira en 2-3 días y se mantendrá el uso de diadema durante 7-10 días.

¿Qué puedo esperar después de la cirugía?

El paciente suele levantarse y caminar horas después de la cirugía, en un principio con ayuda. La region sufrirá inflamación y hematomas que difieren notablemente entre pacientes. Estos desaparecen en 4-6 semanas, después de lo cual la cirugía parece imperceptible.

El dolor suele ser leve y controlable con analgésicos.

¿Por cuánto tiempo estaré fuera del trabajo / cuánto tiempo estará mi hijo fuera de la escuela?

En general, el período de recuperación después de la otoplastia es corto. Los niños pueden volver a la  escuela en 1-2 semanas.

¿Cómo se utilizan las gotas óticas? Tratamiento de la otitis del nadador.

Las gotas óticas se utilizan frecuentemente para el tratamiento de los tapones de cera y las otitis externas (otitis del nadador). Hace unas semanas os escribía acerca de los tapones de cera y dejábamos a un lado la otra enfermedad frecuente de los oídos en verano, la otitis externa (otitis del nadador) que hoy abordamos.

La otitis externa, también conocida como otitis del nadador u otitis de la piscina, es una infección del canal auditivo externo que suele estar causada por bacterias (ocasionalmente hongos) tras el contacto continuo del oído con el agua. Como toda infección, se manifiesta como dolor (especialmente al tocar y mover la oreja), enrojecimiento y superación, es fácilmente diagnosticada y tratada por vuestro otorrinolaringólogo mediante gotas óticas.

Ante el diagnóstico cierto de una otitis externa bacteriana os recomiendo:

1. Seguir el tratamiento antibiótico (ciprofloxacino o gentamicina) en gotas óticas asociado a un corticoide, que vuestro otorrino os haya recomendado.

¡Cuidado!, las gotas óticas deben ser administradas en el paciente tumbado, dejándolas actuar durante 5 minutos. Nunca debemos utilizar tapones de algodón con la intención de retener las gotas pues estaremos haciendo justo lo contrario: el algodón atrapara las gotas y evitará su acción en la piel del conducto.

En ocasiones, los otorrinos decidimos colocar un pequeño tapón especial en el conducto, que facilita la acción del tratamiento. Este tapón lo mantendremos durante 3 días.

2. Analgésico-antiinflamatorio: ibuprofeno o dexketoprofeno suelen ser fantásticos para controlar el dolor y la inflamación.

3. Evitar la entrada de agua durante al menos 3 días. A partir de ahí, si la mejoría ha sido evidente, podremos seguir con los baños utilizando un tapón de baño de cera, sin algodón. Sobre la cera no crecerán las bacterias pero creo importante que utilicemos un tapón en jornada de baño, desechándolo tras esta y que evitemos su manipulación continua (se pone al inicio de la jornada y se quita al final de la misma, desechándolo). El tapon se manipula siempre con las manos limpias, se moldea hasta conseguir una forma esférica y se presiona esta con el dedo pulgar. Recuerda, no es hermético y puede entrar algo de agua.

4. No utilices bastoncillos ni otros elementos para limpiar el oído.

Espero que con estos consejos recuperes rápidamente la normalidad de tus oídos y sigas disfrutando de los baños, que alivian el calor de estas fechas.

Tapones de cera

¡Tapones de cera en verano!

El verano ya esta aquí y muchos dedicamos nuestro tiempo de ocio a los baños en playas y piscinas. Aunque las autoridades hacen lo posible para que la calidad del agua en nuestras playas y piscinas sea excelente, los problemas de oído no son raros durante el verano. Las otitis y los tapones de cera son motivos de consulta frecuentes al otorrinolaringólogo.

Intentemos dar algo de luz. Tras los baños tienes el oído taponado y sin dolor, probablemente tengas un tapón de cera (si duele acude a tu otorrino). No intentes aliviar tu taponamiento con un bastoncillo de algodón, probablemente empeores la situación, profundices aun más el tapón y provoques alguna herida en la piel del conducto auditivo o, peor aun, en el tímpano. Los bastoncillos de algodón no fueron diseñados para extraer tapones de cera y este uso no figura en su envoltorio.

No utilices bastoncillos de algodón, tampoco los conos, que últimamente se han hecho tan famosos. La prestigiosa FDA (Food and Drug Administration) avisa de los potenciales riesgos derivados de su uso: quemaduras, perforaciones timpánicas y bloqueos del conducto auditivo que requieren cirugía.

En la farmacia podrás conseguir numerosos productos que eliminan tapones de cera: soluciones salinas y cerumenolíticos que favorecen la rotura del tapón y su eliminación. Durante años, otocerum y cerumenol han sido ampliamente usados con excelentes resultados y hoy día hay soluciones salinas que también ofrecen buenos resultados.

Si tras 24-48h de tratamiento no consigues destaponar tus oídos, no lo dudes acude a tu otorrinolaringólogo. El realizará la extracción del tapón de cera mediante el mejor método posible. Las modernas extracciones bajo micromanipulación y visualización directa del conducto con oto-microscopios permitirá la mejor extracción del tapón de forma indolora, rápida y sin causar daños a la piel del conducto o la membrana timpánica.

Aerotitis y ruido en cabina. Evítalas y protege tus oídos durante los viajes en avión.

La aerotitis y ruido en cabina son los principales riesgos para el oído durante los vuelos. En el avión, protege tus oídos.

Se acercan las ansiadas vacaciones y muchos utilizaremos el avión como medio de transporte a nuestros destinos. A pesar de los desgraciados accidentes que han ocurrido en el ultimo año, el avión sigue siendo un medio de transporte seguro.

A mi como medico otorrinolaringólogo me interesa muchísimo que cuides tus oídos durante el viaje. Y mi preocupación es doble: los dolores de oído (aerotitis) y el ruido en cabina.

¿Estás incómodo por los ruidos del avión? ¿Alguna vez has sentido un terrible dolor de oído, durante un vuelo? ¿Evitas volar por ello?. No temas, quiero recomendarte algunos métodos que pueden evitarte molestias durante tus viajes.

La aerotitis o dolor de oído durante el vuelo ocurre porque no compensamos correctamente las presiones del oído medio. El oído medio es una cavidad, que contiene a los 3 famosos huesecillos  (martillo, yunque y estribo) y que se comunica con 1) las fosas nasales a través de un pequeño conducto, la trompa de Eustaquio; y 2) con el conducto auditivo externo a través de la membrana timpánica. Durante el ascenso, disminuye la presión atmosférica, durante el descenso aumenta la presión atmosférica. Estos cambios de presión solo se compensarán a través de la trompa de Eustaquio por lo que esta siempre deberá mantenerse permeable. Para evitar problemas en los oídos, aerolitos, debemos evitar volar con infecciones respiratorias (la mucosidad obstruye la trompa de Eustaquio) y en caso de que las padezcamos estas deben ser tratadas por un especialista. Recomiendo además, favorecer el funcionamiento de la trompa de Eustaquio mediante la masticación de chicles, la ingesta de agua y la realización de maniobras de Valsalva durante los ascensos y descensos. Solo en casos límite, el uso de algún descongestionante nasal (oximetazolina, xilometazolina) pueden utilizarse durante el vuelo. Tengo que recordar que este tipo de fármacos provoca dependencia y graves problemas nasales si se utiliza de forma indiscriminada durante mas de 5-7 días.

Por otro lado, las cabinas de los aviones comerciales presentan niveles de ruido muy superiores a los recomendados, por ejemplo para una oficina, entorno a los 75dB(A). No es un ruido que pueda considerarse límite pero si que provoca serios problemas auditivos ante una exposición mantenida.Yo recomiendo el uso de tapones o protectores auditivos, para evitar los traumatismos sonoros, pero nunca durante los ascensos y descensos pues dificultará la compensación de presiones a ambos lados del tímpano, salvo que estén especialmente diseñados para ello.

Evita la aerotitis y los ruidos en cabina y ¡buen viaje!

¿Drenajes transtimpánicos en verano? ¡Al agua, patos!

Se acaba el invierno y muchos niños (y algunos adultos) han sido intervenidos de sus otitis medias secretoras mediante la colocación de pequeños tubos transtimpánicos de ventilación, también llamados drenajes transtimpánicos o diábolos. Con ellos han mejorado sus otitis, los dolores de oído y las pérdidas de audición. Ahora bien, llega el verano y las dudas se agolpan ¿puede mi hijo bañarse? ¿y bucear?. En temas tan populares como estos las opiniones son variadas y contradictorias.

Durante años los otorrinos recomendábamos evitar completamente la entrada de agua en el oído intervenido con tubos transtimpánicos de ventilación.  Idealmente, la entrada de agua puede atravesar el diábolo y crear humedad en el oído medio, humedad que es aprovechada por bacterias para provocar infecciones y supuraciones en el oído. Esta idea estaba apoyada por la ausencia de evidencias científicas que propusieran lo contrario.

Surgieron así, una serie de métodos y artilugios, variados e ingeniosos, para evitar la entrada de agua en el oído. Muchos de ellos diseñados por padres y madres desesperados ante la insistencia en el baño de sus pequeños. Es cada vez más frecuente la utilización de moldes de baño, gorros y bandas de neopreno,  gotas antibióticas preventivas etc. Pero, mi hijo, que tiene unos drenajes transtimpánicos ¿tiene obligación de utilizar moldes de baño? Ya podemos responder estas preguntas: los estudios demuestran que la incidencia de las otitis, causadas por el baño en pacientes con drenajes transtimpánicos, es muy baja ¡sólo 0,10 por mes de baño! y esta se reduce sólo a 0,07 por mes de baño cuando se utilizan moldes de baño. De este modo, siempre hablando en promedio, si mi hijo utiliza tapones tendrá una otitis cada 14 meses y si no los utiliza la tendrá cada 10 meses. Si consideramos que generalmente son 3 los meses de baño y que probablemente los drenajes los mantenga únicamente un verano, la diferencia es insignificante.

Concluyendo, en baños estivales normales, realizados en la superficie del mar o piscinas no es imprescindible el uso de moldes de baño y el niño tiene el mismo riesgo de padecer una otitis con o sin métodos preventivos. Por otro lado, recomendamos el uso de moldes de baño bien cuando no podamos evitar el buceo o bien cuando los baños se practiquen en aguas jabonosas o en aguas de lagos, mas contaminadas que las piscinas y el mar. ¡Precaución! Cuando se utilicen moldes de baño, estos deben ser desinfectados después de cada uso para evitar su colonización y las infecciones del oído.

¡Mas claro, échale agua!

Acúfenos: abordaje diagnóstico y terapeutico. Resumen de las jornadas

Se han celebrado las jornadas sobre el abordaje diagnóstico y tratamiento de los acúfenos, dirigidas por el Dr.García-Valdecasas Bernal con la colaboración de excelentes docentes, los doctores Espinosa, Martín-Lagos y Santaella. Entre los asistentes, grandes otorrinolaringólogos venidos desde Cádiz, Sevilla, Almería y Málaga.

Durante la primera jornada, se trataron los conceptos más actuales sobre el origen de los acúfenos, el diagnóstico clínico, las pruebas de imagen, los estudios de la articulación temporomandibular y de la patología cervical, así como que pruebas audiológicas y tests son los mas eficaces para conocer la discapacidad del paciente.

Los nuevos estudios demuestran la implicación de toda la vía auditiva (no solo del oído) en la generación del acúfeno y la implicación de los neurotransmisores, glutamato y GABA, en la génesis de los mismos. La audiometría de alta frecuencia, la acufenometría, los tests de evaluación de la discapacidad y de detección de la depresión y ansiedad son las pruebas mas eficaces para el diagnóstico del acúfeno y entender las complejas relaciones del acúfeno con el paciente.

La segunda jornada permitió determinar que los tratamientos actuales con TRT modificada son los más eficaces para el control del acúfeno, con beneficios en mas del 80% de los pacientes. El empleo  conjunto del counseling, la terapia sonora, el apoyo farmacológico (aún no existiendo fármaco eficaz) y la terapia cognitiva-conductual suponen el mejor tratamiento, científicamente demostrado, para el control de los acúfenos. La terapia sonora y la amplificación son elementos importantísimos en el control y la habituación del paciente. El uso de audífonos que amplifiquen y aporten sonidos relajantes supone una revolución en el tratamiento.

Me siento muy orgulloso de haber dirigido a este grupo de profesionales durante estas magníficas jornadas que suponen un impulso para el tratamiento de nuestros pacientes.

Dr.García-Valdecacasas Bernal.