Otitis Media Secretora

La Otitis Media Secretora, es una situación muy frecuente en niños y adultos que produce pérdida de audición y favorece la aparición de otitis medias agudas. Es lo que coloquialmente se conoce como “moco en el oído”. Médicamente también se conoce como otitis media serosa u otitis media seromucosa.

Causas 

En condiciones normales, el oído medio es una cavidad aireada que contiene a los huesecillos (martillo, yunque y estribo) y se comunica con la rinofaringe mediante la trompa de Eustaquio. Gracias a esta, el oído medio mantiene en su interior una presión de aire igual a la presión atmosférica.

Las obstrucciones de la trompa, provocada por las rinitis, las vegetaciones, la tubaritis (inflamaciones de la trompa de Eustaquio) y las neoplasias del cavum conducen a la reducción de la presión aérea en el oído medio.  Esta hipopresión retrae al tímpano e induce cambios en la mucosa del oído medio para que produzca un exudado mucoso.

En la edad pediátrica, la trompa de Eustaquio es de menor calibre, más corta, flexible y más horizontal, dificultando el equilibrio de presiones y facilitando la entrada de secreciones desde la faringe.

Recientemente conocemos la presencia de biofilms en el oído medio como causantes de la otitis media secretora.

Manifestaciones

La consecuencia principal de la otitis media secretora es una pérdida de audición,  leve y reversible que condiciona una dificultad para entender. Además, la presencia de moco en el oído medio favorece la aparición de otitis medias agudas la supuración de oídos.

Estos síntomas junto con los de la causa que los provoca (rinitis, vegetaciones, etc) hacen sospechar esta enfermedad.

Diagnóstico

El diagnostico de la otitis media secretora se fundamenta en la exploración otomicroscópica, la timpanometría y la audiometría.

Tratamiento

En ocasiones, los pacientes solo requieren controles periódicos pues el desarrollo de los niños y el cambio de estación mejorará el cuadro. En otras ocasiones, cuando la pérdida de audición o las otitis de repetición aparecen, el tratamiento se fundamentará en el uso de antibióticos, corticoides, vasoconstrictores, chicles con xilitol etc.

Cuando estos tratamientos no mejoran la otitis media secretora se indica la colocación de tubos de ventilación (drenajes transtimpánicos o diábolos) que facilitan la aireación del oído medio mejorando la OMS.

Usted debería acudir a su otorrinolaringólogo cuando usted o su hijo presenten una hipoacusia (pérdida de audición), sensación de taponamiento otico, alteraciones en la pronunciación  o supuraciones de oído.

¡Le esperamos en nuestro centro!