Cuida tu voz. ¿Tienes la voz ronca? ¿sufres ronqueras con frecuencia?

ejercicios para calentar la voz

¿Tienes la voz ronca durante semanas? ¿se repiten las ronqueras con frecuencia? Cuida tu voz, hoy te diré cómo hacerlo.

Hay muchas razones por las que aparece la ronquera. Desde un simple resfriado, un reflujo gástrico, daños en las cuerdas vocales (nódulos, pólipos, hematomas, edemas) o incluso el cáncer de laringe producen ronquera. Pero ¡si no fumas, no te alarmes! las probabilidades de que padezcas un cáncer de laringe son mínimas. Lo más probable es que no estés haciendo un buen uso de tu voz: grites, hables durante horas sin realizar un correcto calentamiento o mantengas actitudes que te perjudiquen, sin que aun nadie te haya avisado de ello.

Lo que probablemente no sabías es que hay detalles sencillos que puedes hacer para prevenir muchos de los problemas de la voz.

¡Cuida tu voz! Los siguientes cuidados de la voz son útiles para cualquier persona que quiere mantener su voz sana y especialmente importantes para las personas que tienen una profesión, como la enseñanza, que utilizan su voz como herramienta de trabajo.

  1. Bebe mucha agua. La humedad es buena para su voz pues ayuda a mantener las fluidas las secreciones que lubrican las cuerdas vocales. Beba abundantes líquidos, 2 litros al día, evitando las bebidas con cafeina, alcohol y burbujas.
  2. No grites. Trate de no gritar pues crean gran tensión en las cuerdas vocales.
  3. Calienta la voz antes de un uso intensivo. La mayoría de la gente sabe que los cantantes calientan sus voces antes de una actuación, entonces ¿por que no lo hacemos los demás?.  Los calentamientos son sencillos y no necesitan de grandes habilidades vocales para ser realizados.
  4. ¡Cuidado con el humo! El tabaco, además de ser un potente factor de riesgo para padecer cáncer de la laringe, también causa inflamación, edemas y pólipos en las cuerdas vocales que provocan una voz muy ronca y débil.
  5. Respira tranquilamente.  Una buena respiración es fundamental para una correcta fonación. Llena tranquilamente tus pulmones antes de empezar a hablar y no agotes el aire al hablar, respire antes de que este se agote.
  6. Utiliza un micrófono si vas a dar un discurso, clase o presentación. Este puede disminuir la tensión en su voz.
  7. Escucha a tu  voz. Cuando tu voz se queja, escúchala. Cuida tu voz. Si comienzas a estar ronco, modifica y disminuye el uso de la voz. Si sigues forzando una voz ronca, puedes conducirla a tener problemas significativos.

Sigue estos puntos y cuida tu voz pero si los problemas persisten durante más de 2 semanas, no lo dudes, acude a un otorrinolaringólogo que explorará las cuerdas vocales y detectará los problemas específicos de tu caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *