La rinoplastia hoy: estética y respiración nasal.

La rinoplastia es la técnica quirúrgica que tiene como finalidad la corrección de la forma externa de la nariz, aportando armonía y mejorando las promociones de la nariz. Durante años, los pacientes que se sometían a una rinoplastia debían elegir entre función y forma de la nariz, asumiendo que una mejor estética nasal implicaba un empeoramiento de la respiración.

Las técnicas modernas de rinoplastia permiten armonizar la nariz y facilitar la respiración. ¡De nada sirve tener una nariz bonita que no permita respirar!. Podemos mejorar la simetría, la longitud y la anchura de la nariz; reducir caballetes, aliviar depresiones del dorso, tratar puntas caídas … y todo ello asegurando una correcta función nasal.

Para conseguir dichos resultados evaluamos y planificamos concienzudamente el proyecto quirúrgico:

  1. Evaluamos la función nasal mediante el uso de la rinometría, la rinoscopia y las endoscopias nasales.
  2. Analizamos la nariz, su relación con la cara y englobada en la constitución general del paciente.
  3. Fotografíamos y análizamos la cara (reglas de los quintos, tercios, ejes, ángulos y distancias)
  4. Simulamos los cambios estéticos mediante softwares específicos de cirugía plástica facial.

Gracias al estudio prequirúgico y al correcto entrenamiento quirúrgico podemos obtener mejores los mejores resultados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *