La voz tras un cáncer de laringe

La voz, junto con el oído, son las herramientas fundamentales en la comunicación entre las personas. Su pérdida supone una enorme limitación que provoca incomprensión, aislamiento social y graves alteraciones psicológicas.

¡Un ejercicio! Intenta comunicarte durante 10 minutos con tu familia o amigos, sin usar la voz. Descubrirás como tras una inicial emoción y risa te verás incapaz de comunicarte, cansado de señalar y de buscar la mejor seña. Comprobarás como tu interlocutor pierde el interés por lo que dices, probablemente se gire y continue con sus tareas sin percatarse incluso de tu llamada. ¡Solo han sido 10 minutos!. ¿Que harías sin tu voz?.

El paciente intervenido de cancer de laringe, mediante laringectomía total, se encuentra de repente sin voz, repito, sin voz. Respira por un traqueostoma, sin paso de aire por su boca o nariz, y sin posibilidad de reconocer olores. Tras la laringectomía, se encuentra realmente limitado. El paciente laringectomizado, además de recibir tratamiento oncológico (quimioterapia y radioterapia) debe recuperarse de la cirugía y comenzar su rehabilitación pulmonar, olfatoria y la mas importante, recuperar su voz.

Clásicamente, los pacientes laringectomizados han utilizado diversos métodos para introducir aire en el esófago y eructarlo, sí, eructarlo de forma voluntaria para producir sonido (voz esofágica) y aquellos que tras multiples esfuerzos no conseguían aprender, utilizaban dispositivos electrónicos que por vibración evocaban una voz metálica (laringe artificial). Hoy día, existe una alternativa aun mas eficaz, las válvulas fonatorias.

En nuestro centro somos pioneros en la implantación de válvulas fonatorias Provox Vega, fabricadas por Atos Medical, líder mundial en el diseño y fabricación de válvulas fonatorias. Estas válvulas permiten al paciente laringectomizado hablar inmediatamente, de forma fluida, clara y eficaz. Un procedimiento realizable incluso con anestesia local y sedación, de corta duración y sin estancia hospitalaria posterior permite al paciente adquirir rápidamente su capacidad comunicativa.

Como cirujano, recomiendo el uso de válvulas fonatorias a todos mis pacientes, en especial a aquellos que no consiguen la adquisición de una correcta comunicación verbal y voz en los primeros meses tras la cirugía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *